Historia Juvenil

He decidido empezar este blog para que la gente vaya leyendo lo que voy escribiendo y poder ver opiniones. Hasta ahora llevo escrito muy poco de esta historia juvenil que tiene tintes dramaticos y que espero que enganche a algun lector, aunque al principio puede resultar una historia que cualquiera pudiera vivir. Dejo la primera entrada y espero algun comntario. Muchas gracias de antemano a cualquier persona que lea estas lineas.

-Castigada. Irás por las mañanas a una academia para recuperar las que te han quedado. Nada de móvil.

 

– Pero mamá, no es justo

 

– Lo que no es justo es lo que nos ha hecho. Primero repites, luego nos dices que has aprobado todo, que te presentas a selectividad, pero que la suspendes… y todo es mentira

 

Lucía sabía que no había actuado correctamente, pero quería evitar que la castigaran, pero fue peor el remedio que la enfermedad. El castigo fue ejemplar. Nada de móvil, nada de quedar con los amigos, solo podía ir a la piscina una hora al día y pasaría todo el verano intentando recuperar las asignaturas que la habían quedado y preparando la selectividad.

 

Se presentaba un verano duro. Además había que añadir que Lucía no podría ver a Juan Carlos. Acababan de empezar una relación, tras varios encuentros en varias discotecas de Madrid. La única esperanza que le quedaba era su amiga Cristina, que prometió que estaría a su lado.

 

El castigo comenzó a ejecutarse los primeros días de julio. Como si de un trabajo se tratase, su jornada comenzaba a las nueve de la mañana y terminaba a las dos de la tarde con una hora de descanso que Lucía invertía para desayunar en la pastelería cercana. Normalmente, se conformaba con un croasaint, pero en raras ocasiones necesitaba una dosis de cafeína para despertar sus sentidos y se tomaba una taza de café con leche con dos azucarcillos, ya que el café le resultaba bastante amargo.

 

Afortunadamente, en la academia encontró una amiga que estaba más o menos en su misma situación, tenía que aprobar la selectividad en septiembre, además de las cuatro asignaturas que había suspendido en junio. Los descansos servían para hacer confidencias entre las amigas.

 

– ¿Vas a bajar a Madrid?

 

– Ojala pudiera, pero con el castigo que me han puesto, no puedo hacer nada.

 

– Esta tarde vamos a ir a Pachá.

 

– Ojala pudiera ir. Además, vería a Juancarlos. Ya le he dicho que venga a visitarme, pero parece que esconde algo… no sé. Verónica me ha contado cosas que no me gustan mucho.

 

– ¿Has hablado con el?

 

– Si, pero al final siempre acabamos discutiendo, porque dice que no confío en el.

 

El verano fue pasando, cada día se repetía lo mismo y los fines de semana, aún eran peores, ya que la mayoría de sus amigos se iban de fiesta a la discoteca y cuando volvían contaban lo bien que lo habían pasado y a la gente que habían conocido. Lucía sentía que estaba perdiendo muchas oportunidades, pero sabía que tarde o temprano ese castigo terminaría e intentaría recuperar el verano perdido, que ya estaba tocando su fin.

 

Por fin llegó septiembre. Los exámenes de las asignaturas que tenía pendientes le salieron mejor de lo que pensaba, aunque aún tenía algunas dudas con Filosofía. Pero lo peor aún estaba por llegar, La Selectividad. ¿Que haría si no la aprobaba? Sus padres le habían dicho que si no aprobaba se tendría que poner a trabajar y esa idea no le gustaba mucho. También era tarde para matricularse en un módulo, así que se enfrentó a ella lo mejor que pudo. La primera jornada fue bastante dura, ya que había dormido bastante poco por lo nervios. Durmió apenas tres horas repasando apuntes de literatura, aunque ya poco se podía hacer. Eran las tres de la mañana cuando por fin pudo conciliar el sueño, pero a las seis su inquietud fue mayor y se despertó, volviendo a tomar los libros para intentar memorizar algunas fechas que tenía atragantadas.

 

Intentó hacer el menor ruido posible para no despertar a su hermana, pero fue en vano. Compartían una habitación diminuta en la que apenas cabían dos camas y un escritorio para estudiar. Lucía sacó del armario unos pantalones blancos ajustados y un yérsey de media manga, color rojo que la habían regalado por su cumpleaños pensando que podría darla suerte el primer día de selectividad.

 

Cogió el metro, por suerte vivía muy cerca de la facultad donde se realizaban los exámenes y no tardó más de veinte minutos en llegar hasta allí. Se encontró con varias compañeras que estaban en la misma situación que ella. Entró en la facultad, observó a su alrededor y por fin encontró a su tutora que le explicó que aula les había tocado. Subió cada uno de los escalones necesarios para llegar a la primera planta. Uno a uno fueron llamados, debían entregar el DNI y a cambio recibían unas pegatinas con un código de barras que más tarde revelarían su identidad.

 

El primer examen fue el de Literatura, los nervios no la permitieron reconocer que se trataba de una lectura que ella llevaba bastante preparada, así que decidió pasar a la segunda opción. Más tranquila, se dispuso a escribir en una de las hojas en blanco que la habían entregado. No le iba nada mal, cuando a mitad del ejercicio, volvió a la primera opción, para ver con otra perspectiva que lectura había desechado. Casi no lo podía creer, pero ya era muy tarde para empezar la prueba, así que resignada continuó escribiendo.

 

El resto de exámenes pudo afrontarlos con más serenidad ya que pudo observar que no eran tan diferentes a los que ya había hecho en el colegio.

Anuncios

Un comentario en “Historia Juvenil

  1. hollyhobbie29 dijo:

    Es una historia diferente, la otra de momento la tengo apracada para ver si soy capaz de continuarla. Esta es algo más real, que puede pasarle a cualquier persona. Espero que las siguientes esntradas te gusten…No se si tengo las dos T que me pones, pero intentaré encontrarlas.

    Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s