En la universidad

 

 

 

Lucia, comenzó la facultad. Había elegido el turno de mañana para tener la tardes libres y que no fuera tan drastico el cambio del colegio a la universidad. Las clases habían comenzado hacía dos semanas. Tenía que pedir apuntes, pero no era tan sencillo porque los grupos ya estaban hecho y no era tarea facil meterse en uno de ellos.

 

 – Hola ¿sabes si hay muchos apuntes de esta asignatura?

 

– Pues no puedo decirte, también es mi primer día.

 

– Gracias y perdona.

 

– Nada no te preocupes.

 

 Un chico alto, fuerte y con pintas de heavy que había escuchado la conversación, se ofreció para dejarles fotocopiar los apuntes que tenía desde el primer día de todas las asignaturas.

 

 – Muchas gracias, ¿Cómo te llamas? Yo soy Lucia

 

– De nada, me llamo Ivan

 

– Yo me llamo Alfonso.

 

 Cuando terminaron las clases, se acercaron al stand de reprografía. Lucia decidió empezar con buen pie y que no dejaría las cosas para el último momento, como ya le había pasado en anteriores ocasiones. Su falta de atención le había jugado ya unas cuantas malas pasadas.

 

 Al llegar a casa, se puso cómoda y empezó a pasar a limpio los apuntes y pensó que eso sería lo que haría durante toda la tarde, hasta que sonó el telefono. Tan solo era un mensaje de texto de David, que la proponía quedar por la tarde para tomar algo. Obviamente el plan de ir al centro y tomar algo, era más seductor que pasar apuntes de un compañero, que por cierto tenía una letra bastante ilegible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s