La Mala Suerte

 De todos los relatos que había escrito no sentía agusto con ninguno. Al final me decidí por este. Espero que os guste, aunque ya os voy adelantando que tengo que cambiar el final y alguna palabreja que me ha corregido el profe. Me ha dicho que he infantilizado el relato haciendo que hable el gato. Pero poco a poco.

Como cada mañana, salía hacer la compra diaria, leche, pan y huevos. Vivía sola y poca cosa más necesitaba.

 Si algún día no podía ir a comprar, una buena vecina que pasaba por allí preguntaba si necesitaba algo. Si no respondía, era que todo estaba bien y que ya se había encargado de su avituallamiento. Si por el contrario daba una palmada, la vecina ya sabía que ese día tenía que comprar más leche, más pan y más huevos.

 Era una mujer bastante independiente, no quería lazos ni amistad  con nadie. Tan solo cuando necesitaba algo, acudía a las personas que estaban cerca. Nunca había dado muestras de cariño. Ni marido, ni hijos. Pensaba que serían un estorbo y tampoco animales. Tenía suficientes problemas para subsistir ella, no podía pensar en cuidar ni de nada, ni de nadie.

 Salió temprano de casa para hacer su ruta habitual, pero antes quiso comprobar que hora era. Sacó el viejo reloj de mano que llevaba en el bolsillo, herencia de su abuela. Esta vez se quedó un buen rato mirándolo, apreció algo en el fondo que nunca antes había visto: una silueta de un gato negro en el centro del reloj. No le quiso dar mucha importancia, pensó que esa figura había estado siempre allí, pero como no prestaba mucha atención a los detalles, no se había dado cuenta.

 Emprendió su camino hacia la tienda, más un gato negro se le cruzó en el camino. No era supersticiosa, más no pudo evitar santiguarse. Paso que daba, gato negro que se le cruzaba. Llegó a pensar que se trataba del mismo gato que la estaba siguiendo, pero se quedó quieta un instante, volvió la cabeza y comprobó decenas de gatos negros a su espalda. Volvió a su casa, y los gatos detrás. Pensó que en su casa estaría salvo. Más cuando abrió la puerta encontró un enorme gato encima de la chimenea que la estaba esperando. Al igual que los demás gatos que se había encontrado por la calle, era negro. El gato bajó de la chimenea, se puso a los pies de quien sería su nueva dueña y le dijo:

 –          Soy tu mala suerte. He visto que estás sola y he venido a quedarme contigo. Me he traído algunos compañeros, para que no te olvides de nosotros.

 Desde aquel día, la desdicha se adueñó de su vida. Nadie quería acercarse a ella, ya que atraía LA MALA SUERTE.

Anuncios

7 comentarios en “La Mala Suerte

    • hollyhobbie29 dijo:

      Pues me ha dichp el profe que el final ha infantilizado el relato, que ha sido una pena porque prometía bastante y esperaba otro final. Aún así creo que tuvo bastante aceptación entre mis compañeros. Muchas gracias por tus palabras y un saludo!!!

  1. pipermenta dijo:

    En mi humilde opinión-solo es mi opinión-Tu profesor tiene razón. El relato iba ganando según abanzaba, pero el final lo ha cambiado un poco. Creo que deberías volverlo a escribir con otro final. Estoy segura de que te quedará de lujo, pues como te digo tiene “miga” y atrapa desde el principio.
    Espero que no te tomes a mal mi comentario. No suelo hacer apuntes a nadie, pues nadie soy para corregir. Te comento como simple lectora.
    Un cariñoso abrazo. Y de nuevo mil perdones.

  2. hollyhobbie29 dijo:

    Hola Puri,
    Gracias por tu critica. Yo también estoy de acuerdo con el profe e intentaré cambiarlo con las pautas que me ha dado y estoy casi segura de que quedará algo mejor.
    Para nada me lo tomo a mal. Estoy aprendiendo y estos comentarios me ayudan a crecer, y sobre todo a mejorar, así que nuevamente…Muchas gracias.
    Espero contar tus criticas, siempre que lo consideres oprtuno!!!

  3. Ignacio dijo:

    Pues menos mal que la señora no era supersticiosa: “No era supersticiosa, más no pudo evitar santiguarse. ” jajaja

    Yo no creo en meigas, pero haberlas haylas. ¿no?

  4. leonor dijo:

    Muy bueno!! me ha gustado mucho. Alomejor tendrías que haber metido mas terror en la actitud de los gatos, como mas angustiosa la persecución. Pero es solo una idea, porque me gusta mucho como escribes.

    Nors

  5. hollyhobbie29 dijo:

    Si, tengo que mejorar el cuento. Tu idea me parece genial y seguro que la pondré en práctica. Además tengo que darle otro final… En cuanto pueda me pongo a ello. Todas las semanas me ponen una tarea, y estoy de lleno con eso… la de esta semana es la del Capitán Planeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s