Otoño

Hace varios días que no escribo nada ni publico nada. Hoy tengo la tarde para mi y me apetece compartir mis experiencias y mis avances tanto literarios como fotográficos.

Aprovechando el día de fiesta que nos dejaron Todos los Santos,  decidí salir al campo y hacer unas fotos. Creo que el otoño, junto con la primavera, es una de las mejores épocas, ya que nos brinda unos colores únicos. Mi primera parada fue el Monte de El Pardo. Llegúe hasta allí buscando otro sitio, pero lo que encontré me gustó bastante. Fresnos de hojas amarillas y zarzamoras de varias tonalidades, adornaba un arroyo que delimitaba la travesía.

Tras pasar un tiempo en este bosque que parecía de cuento, me dispuse a seguir mi camino. Mi siguiente objetivo era el Castillo de Viñuelas, pero me encontré con la sorpresa de que es propiedad privada, así que rehice mis pasos y llegué hasta Colmenar Viejo, allí pude contemplar la Basilica de la Asunción de Nuestra Señora.

No quería que se me hiciera de noche y ya tenía claro cual sería mi siguiente punto: El Retiro. Solo conocía una pequña zona y me sorprendió gratamente encontrar zonas que para mí tenían cierto encanto. Tenía un objetivo, captar el atardecer en el lago de El Retiro, así que me dio tiempo a fotografiar esas zonas hasta entonces desconocidas para mi. El resultado no fue el esperado, así que tendré que volver a intentarlo.

Recreación Histórica

Debo admitir que desde que me decidí a escribir un blog, mi curiosidad y mis ganas de aprender han ido aumentando. Intento mejorar mis relatos, aunque a veces no lo consiga y se ha despertado en mi una faceta que no conocía; la fotografía. Con el fin de hacer fotos e ir cogiendo experiencia, busco lugares y eventos que puedan darme alguna oportunidad. Llegó hasta mi, un  correo con  una reseña en la que me invitaban a la primera reacreación histórica de la Segunda Guerra Mundial en Alcalá de Henares así que  con la cámara en la mano me aventuré.

Lo primero que debía hacer era buscar el lugar exacto, que por lógica tenía que ser una explanada. Como no conozco Alcalá, decidí preguntar en una gasolinera. Estaba justo al lado, había llegado, por casualidad, a la primera. Aparqué el coche y enseguida comencé a escuchar una música que me transportó a aquella época. Muchas cosas eran las que llamaban mi atención, pero quizá lo que más me impresionó fue escuchar en la voz del narrador como niñas de entre 10 y 12 años servían como correo. Una niña, escenificó lo que nos estaban contando con bastante realismo. Los disparos se sucedían unos tras otros y las granadas explotaban en nuestros pies.

Tras las dos reacreaciones de algunas de las batallas que se libraron, un museo vivo nos hacía partícipes del espectaculo, pudiendo preguntar todo aquello que quisieramos saber y hacer fotos. Ese era mi objetivo, así que saqué mi cámara  y este el resultado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.